Azúcares: La nueva droga del siglo XXI

Buenos días!

Por fin estoy controlando mi cuerpo y mis ataques de ira jaja

Hoy es el sexto día de un reto que he empezado de 3 meses. La cosa pintaba bastante dura, pero parece ser que mi organismo está acostumbrándose a esta nueva forma de subsistir y por fin acepta mi decisión.

Os contaré un poco sobre este reto. Consta de un plan de alimentación y entrenamiento que me cambian cada 3 semanas. Voy con un coach especializado en Fitness, Nutrición y Suplementación, el cual me mide, pesa y evalúa en diferentes aspectos. Por el momento no podemos hablar de resultados increíbles ya que no llevo ni una semana, pero lo que puedo decir es mi abdomen no se hincha como lo hacía antes. Tomé la decisión de empezar con este reto porque desde hacía varios meses, comiera lo que comiera mi estómago se hinchaba sin razón aparente. Hace 2 años un médico me dijo que tenía intolerancia a la lactosa; otro se atrevía a decir que no tenía solución porque yo ”somatizaba” mucho. No es que somatice, que sí, pero obviamente algo me estaba sentando mal.

¿Alguien se ha parado a pensar la cantidad de azúcares encubiertos que tiene la comida?

Vivía felizmente comiendo unos panes integrales de 99 calorías pensando que eran saludables. Ya no hablo de gorda o flaca, si no de llevar una dieta y un estilo de vida sanos. Pues bien, para mi sorpresa tienen el mismo azúcar que las galletas. Los azúcares, al igual que los hidratos de carbono crean dependencia. ¿Quién no ha ido corriendo a buscar chocolate en un momento de desolación? ¡YO SÍ! Y quien dice chocolate, dice cualquier cosa que contenga muchas calorías o azúcar.

El primer día fue muy duro porque desde que volví de México estoy viviendo con mis padres. Antes, cuando vivía sola, prácticamente no compraba nada que fuera una tentación para mí. En casa había una tableta de chocolate negro y con eso iba que chutaba. ¡Lo que está claro es que si no lo tienes, no te lo comes! Y ahora de regreso a España, tengo que luchar contra mis instintos más primarios y cerrar los ojos cuando abro la nevera haha “home sweet home” (nunca mejor dicho).

En cuanto a la rutina de entrenamiento es mucho más light que la que hacía de normal. Al parecer mis músculos están sobreentrenados y por eso hacía meses que no veía evolución. Cuando llegué a la consulta le comenté a Jose (así se llama el entrenador) que sentía mis glúteos dormidos y perezosos. Después de reírse un rato de mí, me dio esta solución. A veces, menos es más.

¡Os iré contando qué tal me va! Por ahora todo lo que puedo decir es que lo estoy haciendo muy bien y todavía no he pecado. La dieta es bastante aburrida pero no paso hambre y superados los primeros días se hace mucho más llevadera. Lo que sí es cierto es que no tengo rastro de mi gastritis ni mi abdomen de 5º mes de embarazo, y con eso ya estoy más que satisfecha 😉

Aquí os dejo unas fotos de mi abdomen esta mañana después de desayunar y de uno de los platos (comida de medio día).

abdomen.PNGpollo-verduras

¡Que tengáis buen finde!

XOXO

Carol

 

Anuncios

Un comentario en “Azúcares: La nueva droga del siglo XXI

  1. Pingback: 21 días para crear un hábito | ilovethischaos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s