21 días para crear un hábito

¡Hola a tod@s!
Aquí estoy en mi día preferido de la semana escribiendo otra vez.
Ya pasaron 21 días y hoy tengo el control con el entrenador, así que espero ver algún resultado. Físicamente me siento mejor, pero sobre todo mentalmente el hecho de alimentarme bien ha sido lo que más he notado. Como no se me hincha el abdomen, no estoy de mal humor haha ¡Es que era algo súper molesto! Sentía que me apretaban todos los pantalones y faldas altos de cintura, y de las medias mejor ni hablamos… Ha sido toda una experiencia liberadora. Después de estas 3 semanas con una dieta algo aburrida en la que casi no he probado la fruta (me considero “frutívora” y me ha costado un montón), espero que con el cambio para la siguiente etapa me meta más color. Cuando tienes necesidad de comer dulce siempre tienes el recurso de comerte una mandarina, una manzana… Y me las he visto negras para no delinquir. La realidad es que cuando por cualquier motivo no tenía pavo al alcance, me comía un par de mandarinas. Es curioso, porque casi automáticamente se me hinchaba el abdomen, más o menos 15-20 minutos después. Estoy planteándome que además de la intolerancia a la lactosa sea intolerante a la fructosa, o al menos a ciertas frutas, posiblemente de la familia de las naranjas. ¡Como valenciana sería toda una catástrofe para mí! Pero ahora que estaba probando cómo funcionaba mi estómago sin fructosa ni lactosa, puedo ver el mundo a color, tengo que reconocerlo. Ah! Eso sí, como un kiwi por las mañanas.
He decidido escribir este post a medias:
Ahora voy en el metro de camino al centro con la esperanza de que el Black Friday se convierta en Black Weekend, porque la esperanza es lo último que se pierde; luego a las 12:30 h tengo la revisión con el entrenador, por lo que lo terminaré de escribir contando los resultados.
Lo cierto es que no me he portado del todo bien por mis horarios. Jose me mandó beber 4 litros de agua al día ¡Eso sí que no he podido cumplirlo! Y la tabla de entrenamiento era de 5 días y la he hecho 4, pero milagros a Roma, que a veces sacar tiempo es casi imposible. Por hoy estoy feliz porque es mi día “free”. Voy a cenar en un restaurante hindú 😋 Can’t wait!!! Como experiencia, lo que puedo asegurar es que ahora veo la comida con otros ojos: Es un medio de supervivencia por así decirlo. Muchas veces llegaba estresada a casa y arramplaba con las galletas. Ese no era el mejor plan. Ahora me alimento porque tengo que hacerlo, cuando tengo que hacerlo y como tengo que hacerlo. Y cuando llega el día de crucero ¡Disfruto de la comida como nadie!
Bueno, bueno… Ya he salido del control y estoy bastante satisfecha. He bajado 2 kilos y la mayoría grasa, aunque he perdido un poquito de músculo y eso no me entusiasma. Hoy Jose me ha dado un buen consejo, me ha explicado el uso de la cola de caballo junto con la ortiga. Tiene que ser en estado líquido y hay que diluir un tapón de cada cosa en agua. Pues bien, generalmente tomamos infusiones o cápsulas para la retención de líquidos, pero en este caso me lo manda para pegar la piel al músculo y que el cuerpo se vea más definido. (¡De lo que se entera una!) En cuanto al cromo, eso sí lo tomo en cápsulas, me ha explicado que él lo manda para aumentar la síntesis de proteína, ya que aunque ingiramos 100 gramos en cada comida, el cuerpo no es capaz de asimilar esa cantidad. El cromo ayuda en esta función también, y además equilibra los niveles de insulina y ayuda a que no vayamos todo el tiempo como loc@s pensando en el chocolate y otros placeres comestibles de la vida.
¡Pues bien! Por hoy es todo, os dejo unas fotos que muestran la evolución en este reto que me encanta ❤️

** De paso os presento a Bruna, mi perrita mexicana y fiel compañera de entrenamiento. El verdadero reto es hacer abdominales con su permiso… Haha

“Solo necesitamos 21 días para crear un hábito, y tenemos toda la vida para quejarnos sin poner remedio”

1480175562525   14801756208561480175256682.jpeg

1480175045486.jpeg  1480089908396.jpeg    1480175425900.jpeg

¡Hasta pronto!
XOXO

Carol

 

Anuncios

Azúcares: La nueva droga del siglo XXI

Buenos días!

Por fin estoy controlando mi cuerpo y mis ataques de ira jaja

Hoy es el sexto día de un reto que he empezado de 3 meses. La cosa pintaba bastante dura, pero parece ser que mi organismo está acostumbrándose a esta nueva forma de subsistir y por fin acepta mi decisión.

Os contaré un poco sobre este reto. Consta de un plan de alimentación y entrenamiento que me cambian cada 3 semanas. Voy con un coach especializado en Fitness, Nutrición y Suplementación, el cual me mide, pesa y evalúa en diferentes aspectos. Por el momento no podemos hablar de resultados increíbles ya que no llevo ni una semana, pero lo que puedo decir es mi abdomen no se hincha como lo hacía antes. Tomé la decisión de empezar con este reto porque desde hacía varios meses, comiera lo que comiera mi estómago se hinchaba sin razón aparente. Hace 2 años un médico me dijo que tenía intolerancia a la lactosa; otro se atrevía a decir que no tenía solución porque yo ”somatizaba” mucho. No es que somatice, que sí, pero obviamente algo me estaba sentando mal.

¿Alguien se ha parado a pensar la cantidad de azúcares encubiertos que tiene la comida?

Vivía felizmente comiendo unos panes integrales de 99 calorías pensando que eran saludables. Ya no hablo de gorda o flaca, si no de llevar una dieta y un estilo de vida sanos. Pues bien, para mi sorpresa tienen el mismo azúcar que las galletas. Los azúcares, al igual que los hidratos de carbono crean dependencia. ¿Quién no ha ido corriendo a buscar chocolate en un momento de desolación? ¡YO SÍ! Y quien dice chocolate, dice cualquier cosa que contenga muchas calorías o azúcar.

El primer día fue muy duro porque desde que volví de México estoy viviendo con mis padres. Antes, cuando vivía sola, prácticamente no compraba nada que fuera una tentación para mí. En casa había una tableta de chocolate negro y con eso iba que chutaba. ¡Lo que está claro es que si no lo tienes, no te lo comes! Y ahora de regreso a España, tengo que luchar contra mis instintos más primarios y cerrar los ojos cuando abro la nevera haha “home sweet home” (nunca mejor dicho).

En cuanto a la rutina de entrenamiento es mucho más light que la que hacía de normal. Al parecer mis músculos están sobreentrenados y por eso hacía meses que no veía evolución. Cuando llegué a la consulta le comenté a Jose (así se llama el entrenador) que sentía mis glúteos dormidos y perezosos. Después de reírse un rato de mí, me dio esta solución. A veces, menos es más.

¡Os iré contando qué tal me va! Por ahora todo lo que puedo decir es que lo estoy haciendo muy bien y todavía no he pecado. La dieta es bastante aburrida pero no paso hambre y superados los primeros días se hace mucho más llevadera. Lo que sí es cierto es que no tengo rastro de mi gastritis ni mi abdomen de 5º mes de embarazo, y con eso ya estoy más que satisfecha 😉

Aquí os dejo unas fotos de mi abdomen esta mañana después de desayunar y de uno de los platos (comida de medio día).

abdomen.PNGpollo-verduras

¡Que tengáis buen finde!

XOXO

Carol

 

Una silla no es para sentarse

 

Hola  a tod@s!

En este post quiero demostrar que una silla no es para sentarse. Generalmente, una silla es símbolo de sedentarismo. El secretario que se pasa 8 horas con las nalgas pegadas a la silla; la teleoperadora que sufre de rampas por el mismo motivo… Normalmente la función de una silla es el descanso. En este caso vamos a darle la vuelta a la tortilla y vamos a transformar una silla en nuestra gran aliada para conseguir unos glúteos de acero.  Antes que nada, es importante ser conscientes de que nuestras articulaciones estén en buena forma. Ante la duda de padecer alguna lesión o degeneración de nuestras rodillas, caderas o demás estructuras musculares o articulares  implicadas, deberemos ”pedir permiso” a quien corresponda.

¿Qué vamos a necesitar?

Simplemente hay que encontrar una silla cuya altura no supere los 90º grados de flexión de  rodillas a la hora de subirnos.

En caso de ser un poco más ”PROS” podemos añadir una pesa (yo utilizo la de 5 kilos). Es importante que el peso no sea excesivo,  ya que como casi siempre hago para matar dos pájaros de un tiro, en esta rutina trabajaremos tanto a nivel muscular para tonificar, como el trabajo aeróbico que supone hacer steps.

Una vez más os voy a mostrar una tabla de ejercicios para la cual no necesitaremos mucho tiempo y nada de dinero ¡Para estar fit solo necesitamos tener voluntad! (por desgracia, eso no se vende en ninguna parte). Así que no excuses y vamos a empezar.

Con los ejercicios que os voy a mostrar trabajaremos glúteos, aductores, abductores, gemelos, isquiotibiales… En general, los principales grupos musculares del tren inferior. Además, también es un buen trabajo para el abdomen. No olvidéis contraer de forma constante la pared abdominal para una mayor solicitud de estos músculos.

Esta mini-rutina solo tiene 4 ejercicios:

  1. STEP:
    Alternando la pierna de subida y la de bajada. Es decir, el impulso de subida lo haremos con la pierna derecha, pero bajaremos con el apoyo del lado izquierdo o viceversa. Podéis empezar con 4 series de 10 repeticiones con cada pierna, dependiendo de la capacidad aeróbica que tengáis. Lo ideal es llegar a 20.
  2. STEP LATERAL:
    En lugar de ponernos de frente a la silla lo haremos de forma lateral. En este caso, tanto la subida como la bajada la haremos con la misma pierna. Sobre todo en la bajada realizaremos el ejercicio de forma muy lenta, con la otra pierna ”colgando”. Lo ideal es llegar a hacer 4 series de 15 repeticiones, pero podéis empezar con 8 repeticiones.
  3. SENTADILLA:
    Para este ejercicio sería ideal añadir un poquito de peso. Consiste en simular como si nos fuéramos a sentar en la silla, quedándonos 10 segundos  1 cm de ella, es decir, lo más cerca posible sin llegar a tocarla. La subida también será muy lenta. Deberíamos hacer 4 series de 20 repeticiones. Reduciremos a 12 las repeticiones para los que van empezando.
  4. SENTADILLA CON UNA PIERNA:
    Realizaremos el mismo ejercicio pero con el apoyo de una sola pierna. Iremos alterando una serie con cada pierna. Lo ideal es llegar a hacer 4 series de 15 repeticiones. Empezaremos con 8 si todavía no tenemos la forma física necesaria.

silla.JPEG

¡Espero que os sea útil! Para los que vamos algo pillados de tiempo es una buena opción. Si sois constantes y os portáis bien con la dieta, no tardaréis en ver resultados 🙂

XOXO

Carol

10 ejercicios molones con banda elástica

imageAterricé en Cancún y la verdad, solo me apetecía ir a la playa y tirarme como iguana a tomar el sol. El simple hecho de ponerme calcetines para ir a correr me provocaba fiebre. No obstante tengo que decir que fui bastante buena, y de las dos semanas que estuve allí salí a correr cada 3 días o bien hacía “mi rutina de los viajes”, un poco más ligera y con resistencia elástica. La banda elástica no pesa, se dobla, cabe en cualquier maleta y está al alcance de todos. Vamos, que si quieres encontrar una excusa no puedes. Aunque te lo propongas.

Despedido agosto, la mayoría de los mortales hemos vuelto a la carga. Se acabaron las vacaciones y toca regresar a la normalidad. Para hoy he pensado contaros una rutina muy fácil que hago cuando no tengo mucho tiempo o he salido de viaje. Igualmente la recomiendo para l@s que están empezando a hacer ejercicio.

La banda elástica es tan dura como tú quieras que sea. Hay diferentes resistencias por lo que cada quién debe elegir la más apropiada. A grandes rasgos puedes seguir este criterio:

-Principiantes: Resistencia baja/moderada

-Expertos: Resistencia moderada/fuerte.

-Tren superior (brazos)/espalda: Resistencia baja/moderada

-Tren inferior (piernas): Resistencia más fuerte.

Nota: Se trata de hacer ejercicio. No vale elegir la banda más blandita cuando nuestra condición física puede soportar más resistencia. No nos vayamos a herniar…(Nótese mi ironía). A la hora de entrenar ¡La ley del mínimo esfuerzo no sirve!
Personalmente, cuando entreno con peso me gusta intercalarlo con tiempos cortos de cardio. Os recomiendo hacer esto en cualquier rutina de entrenamiento. Se trata de meter un minuto de cardio entre un ejercicio y el siguiente, bien sea cuerda, box, hacer burpees o cualquier otro que se os ocurra. Todo depende de lo que tengáis en casa. En la mía nunca falta una cuerda y un saco de boxeo (ideal para momentos de estrés en los que uno necesita una vía de escape para su ira o esos días grises tirando a negros).

ARE YOU READY?

¡Estás a unos segundos de conocer la rutina de entrenamiento mágica que esculpirá tu cuerpo en unos minutos tan solo leyéndola! No, no es cierto. Pero esto es lo que quieren leer muchas personas, y siento deciros que para mejorar nuestra forma física necesitaremos ser constantes y tener voluntad. #SorryNotSorry

10 EJERCICIOS CON BANDA ELÁSTICA :

1) Remo: Llevar codos hacia detrás y volver lento (trabajando en excéntrico).

25 repeticiones

image

2) Remo individual con giro de cintura: Levar un codo hacia detrás con torsión de cintura, y volver lento.

15 repeticiones con cada brazo.

img_7245

3) Tríceps: Dejar unos grados de extensión de codo para no bloquear la articulación.

15 repeticiones con cada brazo.

img_7255 img_7254

4) Bíceps: Realizar la flexión con los codos pegados a la cintura.

15 repeticiones

img_7253 img_7252

5)  Trabajo abdomen/psoas: Encogernos-estirarnos en equilibrio.

20 repeticiones

IMG_7251.jpg

8) Desplazamiento lateral: 8 zancadas a cada lado

img_7249 img_7250

9) Abductores (trabajo de la zona de las temidas cartucheras): Abrir-cerrar piernas.

25 repeticiones

IMG_7256.jpg

10) Glúteos con 3 apoyos:

25 repeticiones

img_7248 img_7246

Y como los Petit Suisse, a mí me daban dos. Necesitaremos repetir este circuito como mínimo dos veces. Lo ideal sería hacerlo cuatro.

Yo entreno de esta forma cuando solo quiero utilizar la goma y mi cuerpo. Esta rutina está pensada para aquellos lugares en los que no es imposible anclar la banda elástica en un punto fijo como un pilar o árbol, por lo que podrás hacerla en cualquier parte.

En caso de disponer de tiempo, recordad hacer el minuto de cardio entre ejercicio y ejercicio.

Si os estáis poniendo a tono, os recomiendo que hagáis medio minuto de cardio cada 3 ó 4 ejercicios, e ir reduciendo el espacio entre ejercicios y aumentando el tiempo de forma progresiva (10″, 20″, 30″… 1′).

¡Para cualquier duda en la práctica de esta rutina con banda elástica no dudeís en escribirme! Estaré más que encantada de ser la responsable de vuestras agujetas 😉

Let’s do this!

Nos vemos pronto.

XOXO

Carol